Paralelo Sur

Switch to desktop Register Login

Cumpa volvimos. Y nada menos que con una final de Libertadores entre el Xeneixe y el Millo. La última a partidos de ida y vuelta. Y con la amenaza de una tormenta de proporciones épicas, que hace presuponer que tendremos un partido bien chivo, de esos de plaza que jugábamos cuando éramos purretes y que nos dejaban con el orgullo agrandado porque creíamos que habíamos dejado todo durante el partido, por el solo hecho de volver llenos de barro a nuestras casas.

Boca y River se enfrentan hoy desde las 17 hs en La Bombonera y pareciera que los Schelotto tienen las cosas un poco más claras. Saldrían a jugar los mismos once que enfrentaron a Palmeiras y que consiguieron mantener maniatado al equipo paulista. Si bien es cierto que no consiguió tener un volumen de juego que le permitiera ser superior a su rival, no lo complicaron y aspiran a que Pablo Pérez se haga eje del juego y permita aprovechar la velocidad y el buen momento del colombiano Villa, que se ganó la titularidad a fuerza de quiebres de cintura y frenos que desaíran a los rivales, y de Pavón. Habrá que ver si la cadena no se le sale al 8 del Xeneixe. Además, la dupla técnica llevará al banco a jugadores que pueden resolver el pleito, como ocurrió con los goles que Benedetto le clavó a los brazucas, o Tévez o Mauro Zárate o Gago.

En el Millo, el problema está en el medio campo, ya que sufre la baja de Ponzio y sabe el DT que es muy difícil reemplazarlo, ya que el capitán no solo es su técnico dentro de la cancha, sino que pone un plus de entrega en los superclásicos, que lo hace muy necesario para estos cotejos. Gallardo parece haber decidido que juegue Enzo Pérez en su lugar y debe decidir entre tres opciones para reemplazarlo: si juega Zucculini, apuesta a pelear más la pelota en el medio, y si se define por Nacho Fernández o el colombiano Juanfer Quintero, saldría a manejarle la pelota a sus primos y se sabe lo que puede hacer el Millo con tenencia de la caprichosa. El Muñeco también apuesta a la dupla Pity Martínez – Palacios, que le ha dado muy buenos resultados, para complicarle la tarde a Boca por la izquierda. El otro gran ausente sería Nacho Scocco, que se resintió de su lesión el gemelo y no lo arriesgarían, pensando en la vuelta.

Si bien en el fútbol la lógica habitualmente nos deja a gamba, analizando fríamente los presentes de ambos, River sabe a lo que juega y confía en ello, mientras que a Boca no le sobran ideas, aunque tiene individualidades capaces de equiparar a su rival y su juego. Habrá que ver si hoy aparece la idea de los Mellizos.

Ud. ya tiene bien claro lo que se dice sobre estos partidos: que son especiales y que no importa como lleguen ambos, blablablabla… lo cierto es que, este año, el visitante le ha dado dos dolores de cabeza a su rival. Y en La Boca aspiran a cortar esa racha y cerrar el año con un festejo.

Después de tantas idas y venidas con el tema de visitantes sí, visitantes no, lo que demuestra el grado de improvisación tanto de los dirigentes de la AFA y de los gobiernos nacional y de la ciudad, Boca y River abren la serie esta tarde, si la lluvia lo permite. Esperemos que nos regalen un gran partido, ya que tienen con qué hacerlo.

Un párrafo para dirigentes, cuerpos técnicos y jugadores: son dos partidos de fútbol, que arrojará un ganador y un perdedor. Nada más. Unos podrán gastar al otro un poco más, los otros tendrán que aguantar. No es la guerra. Demuestren que estamos a la altura de lo que pide llevar adelante un evento de esta naturaleza. No generen conflictos que después llevan a que la “pasión” de aquellos inadaptados de siempre, entristezcan esta fiesta. Queremos disfrutar.

Si la lluvia se pone las pilas y amaina, Cumpa siéntese frente a la tele con una fresca y disfrute. Nos vemos al cierre del primer chico.

Pierrot

Más en esta categoría: « Cómo ver el Mundial

Deja un comentario

Make sure you enter the (*) required information where indicated.Basic HTML code is allowed.

Paralelo sur noticias

Top Desktop version